5 de abril de 2010
Medía noche de un día cualquiera inusitadamente me encuentro despierta leyendo cuando el silencio es abruptamente interrumpido por un insistente toc toc toc, comienzo a indignarme mientras me percato que no es ninguna puerta sino el martillo de mi vecino de arriba, mi indignación crecerá exponencialmente al sentir el ruido de un taladro que hiere la noche y el silencio mortalmente.
La verdad todavía no entiendo porque alguien en su sano juicio comienza a taladrar a las doce de la noche???? Que cosa puede ser tan urgente que amerite despertar a todos los vecinos del edificio???

Lo peor de todo es que no es la primera vez mi vecino del 505 tiene un gen carpintero que lo obliga a taladrar y usar su martillo casi todos los días y siempre por la noche. El otro día mi esposo subió a recordarle que esta prohibido realizar este tipo de trabajos por encima de las ocho de la noche y saben que respondió?? Dijo que trabajaba el resto del día y que era la única hora en que podía hacerlo entonces mi esposo le dijo que el fin de semana si estaba permitido realizar esos trabajos. Pensamos que eso acabaría con el asunto y me prepare para oír el taladro el fin de semana pero nos equivocamos terriblemente el fin de semana parece que no le dan ganas de esas cosas; el fin de semana toca fiesta!!!! Y si pues pone su música a alto volumen y bailan toda la noche y la verdad aunque es molesto les diré que es mas soportable que el taladro.

Porque la gente es tan desconsiderada?? Hay gente que cree que vive solito en el mundo en una islita donde puede hacer lo que le venga en gana y dicen: “es mi casa, mi castillo y aquí hago lo que quiero” y si pues has lo que quieras baila, canta, salta, ponte de cabeza, desarma tu casa si quieres pero no perturbes a los demás. Es lo mismo con los fumadores creen que con eso de que tienen derecho a hacer lo que quieran con su cuerpo pueden fumar donde les venga en gana, otra vez pecan de individualismo excesivo… lamentablemente no vivimos en una isla vivimos en un mundo que ya nos comienza a quedar pequeño donde estamos todos apretujados en un edificio de varios pisos donde las paredes no son tan gruesas como para cubrir el ruido del taladro o trabajamos en una oficina donde compartimos el mismo aire y lamentablemente (para aquellos individualistas) tu derecho a matarte con el cigarro vulnera mi derecho a vivir sano es evidente que en una ponderación de derechos siempre deberá privilegiarse el derecho a vivir sano frente a la libertad individual para elegir fumar.

No vivimos en una isla respeta a quien esta a tu costado!!
 
posted by Coralí at 10:17 a.m. |


2 Comments:


At 12:33 p.m., Blogger el Gonz

Dos factores adicionales a tomar en cuenta: el diseño actual de los edificios los hace muy poco privados; y segundo, de vez en cuando hay emergencias que deben ser tratadas en el momento.

Me imagino que en esta ocasión no era caso de la segunda, menos si era algo que amenazaba con convertirse en usual... ¿te imaginas si el señor usaba el martillo para desestresarse por las noches? Jajajajaja

 

At 10:09 p.m., Blogger Coralí

He llegado a pensar que la cama de mi vecino se desarma o algo así y entonces él muy diligentemente se levanta a martillarla para que no ocurra un accidente. Una de esas noches de martilleo subieron a pedirle que por favor dejara eso para el día siguiente y la esposa de mi vecino dijo que se había caído un cuadro y tenían que colgarlo. La verdad no veo la urgencia de colgar el cuadro pero cada uno tiene su escala de prioridades.
En todo caso los factores que mencionas suelen ser excepcionales y comprensibles pero mi vecino parece tener como hobby nocturno la carpintería...