12 de noviembre de 2008
Hoy desperté pensado que quería comer paneton, seguro que los comerciales de paneton tienen algún mensaje subliminal!! Porque yo estaba decidida a no sucumbir a la insistencia mercantilista de que les llene los bolsillos antes de navidad.
Es que ya me había parecido excesivo que quisieran que nos creamos que es “tradicional” comer paneton en fiestas patrias, pero bueno los había dejado e incluso alguna vez creo haber comprado paneton por esas fechas.
Pero aún así me parecía que no podía ni debía sucumbir a su ánimo mercantilista de crearme tradiciones e ilusiones para que les compre más paneton del que debería comprarles al año.
Porque si lo pensamos bien solo deberiamos comprarles dos panetones al año o un poquitín más dependiendo de la población de la casa: Uno para navidad (si eres glotón comes una porción la misma noche buena y sino desayunas paneton el 25) o dos pues si son muchas bocas panetoneras en casita y el Segundo para año nuevo (aunque peude que al final no compres porque te vas a pasar la noche bailando donde obvio que ya no comes paneton y al regresar a casita a la mañana siguiente quizás desayunes paneton o quizás ya no desayunes nada porque te despiertas a medio día del día 1 de enero y después preguntarte donde estas, solo almuerces lo que haya)
Y allí se les acabaría el negocio!!! Pero claro eso no tendrían chiste para sus bolsillos no??? abusan de nuestros apetitos y del rico aroma del paneton y comienzan a vendernos con mucha antelación, era tolerable comprarte alguno para adelantar la navidad en diciembre pero comprar en noviembre o comprar en octubre… no pes…no debemos ceder a esto!!!
Lo malo es que el paneton huele demasiado rico!! Tienen todo a su favor para hacernos sucumbir!!
 
posted by Coralí at 1:26 p.m. |


1 Comments:


At 8:12 p.m., Blogger batichico

que rabia me da eso que hizo el niño con tus pollitos!!!
es increíble, pero la insensibilidad de algunos niños es realmente sorprendente!!! y triste a la vez...
me alegró mucho el corazón leer tu comentario-historia, es una memoria hermosa, bueno, hasta cuando mencionas lo del niñito odioso...

;)

agradezco mucho tu visita y tus palabras... un abrazo!